El primer día de la tradición

ChalchasNada podría parecer más cercano a una eternidad doméstica o, en todo caso, nada podría estar tan inconmoviblemente ligado a un pasado imaginado con fragmentaria memoria –es decir, con escasa necesidad de explicarse–, que una tradición. En esa manera de inmaterial y ansiada ancianidad que desafía la idea lógica de tiempo, descansa un poder cuya enunciación empuja hacia la órbita de lo sagrado con una fuerza capaz de regular comportamientos, manejar actitudes, dominar pensamientos, promover celebraciones, fogonear orgullos, acrecentar o disminuir afectos, modelar identidades.

Sin embargo, en despecho del aura hierática que la acompaña, una tradición es sobre todo una invención, una creación del hombre; una necesidad cuya funcionalidad se disimula en un proceso de formalización y ritualización caracterizado por su implacable referencia a un pasado en permanente regreso. Una tradición podría ser la indicación –ungida por el tiempo, el uso y las necesidades–, de cómo deberían percibirse las cosas en su perfección cósmica.

Los Chalchaleros, por ejemplo, durante más de 50 años se erigieron como baluartes de una tradición que comenzó y finalizó con ellos; aportaron un estilo que marcó un hito en el desarrollo de la música folklórica moderna en la Argentina, hasta ser considerados el folklore mismo. La patria eterna y cantante.

El modelo del cuarteto vocal –dos pares de primera y segunda voz– con atuendos de gaucho en día de fiesta, una guitarra que punteaba, una que bordoneaba, otra que acompañaba y un bombo, nace a partir de ellos y funda una manera que además de inspirar innumerables variantes como Los Fronterizos, Los Tucu-Tucu, Los Manseros Santiagueños, Los Cuatro de Córdoba –por nombrar sólo algunos– impulsará numerosos émulos en todos los rincones de la patria que esa misma tradición naciente conjeturaba.

Hora cero. Muchos aún recuerdan que el primer día de esa tradición se vivió en el Teatro Rivera Indarte –que de ahí a poco se llamará por primera vez Teatro del Libertador General San Martín–, en julio de 1950, durante las celebraciones de la Semana de Córdoba. Entonces, el gobierno provincial, a cargo del brigadier San Martín –apasionado del folklore y promotor habitual de portentosas tertulias telúricas en el coliseo mayor– había impulsado el Concurso Nacional de Canto, dedicado a la promoción de conjuntos folklóricos principiantes.

En ese contexto, el cuarteto salteño no tenía precedentes; es decir, no tenía tradición. Según cuenta Juan Carlos Saravia –el único Chalchalero que participó del conjunto desde su fundación en 1948 hasta su separación definitiva en 2001– la gran mayoría de los grupos que participaron de aquel evento eran más bien compañías de artistas, integradas por cantores, guitarreros, bailarines y recitadores. Estaban en cierto modo inspirados en La Tropilla de Huachi Pampa –con Buenaventura Luna y Antonio Tormo entre otros–, que por entonces era una de las expresiones más populares y difundidas y, junto al cantor solista, modelo funcional para la idea de folklore que durante los años ’20 se cristalizó según el dictamen de Leopoldo Lugones en El payador y de la inclusión del Martín Fierro en la épica fundacional de la nación, a la manera de las epopeyas clásicas y medievales.

Así fue como después de escuchar una versión de Viene clareando de Atahualpa Yupanqui y un par de temas más, el jurado integrado entre otros por Margarita Palacios, Hilario Cuadros y Santiago Hipólito Rocca, no tuvo dudas en otorgar a los cuatro jóvenes salteños –Dicky Dávalos, Víctor José “Cocho” Zambrano, Juan Carlos Saravia y Aldo “Chivo” Saravia– el primer premio, aún sin terminar de escuchar a todos los candidatos. Los Chalchaleros se alzaron así con un dinero que les sirvió para llegar a Buenos Aires, donde de ahí a poco grabarán su primer disco.

El ritual se formalizaba, la tradición comenzaba a dictar su memoria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Blog Stats

    • 11,588 hits
  • julio 2009
    L M X J V S D
    « May   Ago »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
  • Únete a otros 12 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: